Desinfectar tus mascarillas: la duda más consultada

Una de las dudas más recurrentes en estos tiempos es si existe alguna posibilidad de desinfectar las mascarillas para usarlas en más de una ocasión, concretamente aquellas que, en un principio, son de un solo uso.

Ya sea para no generar más residuos de los necesarios, para ahorrar o por la dificultad que entraña estos días comprar estos productos tan demandados, a muchas personas les cuesta desprenderse de ellas. En las líneas siguientes vamos a contarte todo lo que debes saber sobre la reutilización de estas valiosas herramientas.

HAZ CASO A LOS FABRICANTES

Puede sonar redundante, pero lo principal debe ser tu seguridad y las de las personas que te rodean. Rogamos seguir al pie de la letra las recomendaciones del fabricante y usar las mascarillas el tiempo reflejado en la etiqueta y tantas veces como esta indique.

Dicho esto, es innegable que las circunstancias extraordinarias en las que vivimos han propiciado la necesidad de extender su la vida útil. El problema que esto entraña es que hay pocos estudios científicos realizados con mascarillas desechables sobre métodos de desinfección de mascarillas que preserven sus capacidades de protección. Hoy en día no existe un consenso científico al respecto.

Procedamos con aquellas mascarillas que sí sabemos cómo reutilizar adecuadamente para, después, saltar al centro del debate.

CÓMO DESINFECTAR UNA MASCARILLA HIGIÉNICA REUTILIZABLE

Las mascarillas higiénicas reutilizables deberían llevar en su etiqueta unas instrucciones sobre cómo lavarlas. El Ministerio de Sanidad ha difundido un documento en el que se detallan algunos métodos:

  1. Lavar las mascarillas en la lavadora con detergente normal y a una temperatura de entre 60 y 90 grados.

  2. Sumergir las mascarillas en una dilución de lejía con agua tibia de 1:50 (por cada mililitro de lejía, 50 de agua) durante 30 minutos. Lavarlas después con agua y jabón y aclararlas y dejar secar.

  3. Utilizar cualquiera de los productos virucidas autorizados por el Ministerio de Sanidad para PT2 (uso ambiental) que han pasado la Norma 14476 de actividad virucida y que se encuentran registrados para uso por el público. Una vez desinfectadas las mascarillas, hay que lavarlas con mucha agua y jabón para eliminar cualquier resto químico y dejarlas secar.

CÓMO DESINFECTAR MASCARILLAS HIGIÉNICAS Y QUIRÚRGICAS DESECHABLES

La humedad del vapor de agua que desprende nuestra respiración afecta fácilmente a la integridad estructural del tejido con el que se confeccionan estas mascarillas. Esta es la razón por la que se recomienda que se usen solamente una vez durante 4 horas después de que se haya abierto el envase. La fragilidad del material es la responsable de que la reutilización sea más insegura.

Cualquier lavado volvería inservible ambos tipos de mascarilla, por lo que la única opción sería la esterilización en seco. Un estudio sugiere que una forma eficaz de acabar con los restos de virus que pudiera haber en estas mascarillas sin dañar más el material es exponerlo al sol durante siete días. Otro método más rápido sería introducir la mascarilla en una bolsa especial e introducirla en el horno durante 30 minutos a más de 70 grados. 

CÓMO DESINFECTAR MASCARILLAS EPI

El interés por reutilizar estas mascarillas es mayor que con las demás, dado el coste de estos aparatos y su excelente capacidad de protección.

Algunos ensayos con mascarillas EPI han tenido resultados prometedores a la hora de eliminar el virus preservando su capacidad filtradora. Estos estudios han utilizado luz de rango ultravioleta C, vapor de agua oxigenada, calor seco en hornos de convección o calor húmedo. Por desgracia, estos experimentos se realizan con aparatos muy sofistcados y en un entorno muy controlado, por lo que su reproducción casera es imposible o deficiente.

Un método de esterilización que podría aplicarse en casa, aunque sin las garantías de un laboratorio, es el mismo que para las mascarillas higiénicas o quirúrgicas no reutilizables: introducir la EPI en el horno dentro de una bolsa especial durante 60 minutos a 70 grados. Si la mascarilla tuviera una pieza metálica en la parte superior, se recomienda empaparla con alcohol, dado que el virus sobrevive mejor en superficies metálicas.

 ANTE TODO, SENTIDO COMÚN

La mejor manera de sacar el máximo partido de nuestras mascarillas es utilizarlas adecuadamente. Independientemente de que quieras o no probar la desinfección de tus mascarillas desechables, seguir los siguientes consejos te ayudará a extender su vida útil:

  • No utilices estas mascarillas en más de 3 ocasiones. 

  • Evita colocar la mascarilla sobre cualquier superficie. Cógela exclusivamente por las gomillas.

  • Cada miembro de la familia debe tener su propia mascarilla.

  • Presta atención a su estado: si tiene manchas o está sucia, arrugada, rota, desprende mal olor o se siente húmeda al tacto, no dudes en deshacerte de ella.

Menú

Ajustes